Tenerife - Islas Canarias, Spain .

+34 618 900 666 admin@franciscogarcia.eu

Obligaciones del Trabajador Autónomo

Moneda europea, euro

Cuál es la responsabilidad exacta de un autónomo frente a las deudas

Son varias las responsabilidades a las que se ha de enfrentar un profesional autónomo, especialmente en lo relativo a las deudas que contraiga con su actividad. Es por ello que a continuación analizamos cuáles son las obligaciones que ha de asumir derivadas de esta actividad.

En este sentido, el autónomo se caracteriza por realizar su actividad en nombre propio, por lo que asumen tanto los derechos como las obligaciones derivados de esta. Es por ello que le corresponde una responsabilidad frente a terceros, siendo esta de carácter universal y afectándole a su patrimonio presente y futuro en las deudas contraídas en la actividad de la empresa.

Del mismo modo, si el autónomo está casado puede dar lugar a que la responsabilidad derivada de sus actividades alcance a su cónyuge, por lo que hay que tener en cuenta el régimen económico que rige su matrimonio y la naturaleza de los bienes en cuestión.

Sin embargo, los bienes privativos del empresario quedan obligados a los resultados de la actividad profesional así como los bienes destinados al ejercicio de dicha actividad y los adquiridos como consecuencia de dicho ejercicio.

En lo que respecta al régimen de bienes gananciales, cuando se trata de bienes comunes al matrimonio, para que los mismos queden obligados, es necesario que ambos cónyuges den su consentimiento. Asimismo, este será efectivo cuando se ejerza la actividad empresarial con conocimiento y sin oposición expresa del cónyuge. También cuando al contraer matrimonio una de las partes ejerciese la actividad y continuase con ella sin la oposición del otro.

Inscripción en el Registro Mercantil

En lo relativo a los bienes privativos del cónyuge, la normativa establece que estos no quedarán afectos al ejercicio de la actividad empresarial salvo que exista un consentimiento expreso de dicha persona. No obstante, el cónyuge puede revocar siempre y de manera libre el consentimiento, tanto expreso como presunto.

Por último, el autónomo no estará obligado a inscribirse en el Registro Mercantil, aunque es conveniente que lo haga, entre otras razones, para registrar los datos relativos al cónyuge, el régimen económico del matrimonio, las capitulaciones, así como el consentimiento, la revocación u oposición del cónyuge a la afección a la actividad empresarial de los bienes comunes o los privativos.

A lo largo de un año los contribuyentes en estimación directa normal o simplificada deberán afrontar cuatro pagos divididos en trimestres a través del modelo 130. Las fechas son entre el 1 y 20 de abril, julio y octubre y los 30 primeros días del siguiente año. Es preciso presentar declaración negativa en aquellos casos trimestres en los no haya cantidad a ingresar.

Aquellos autónomos que realizan su actividad profesional en ámbitos forestales, ganaderos, agrícolas y los profesionales no tienen la obligación de realizar pagos fraccionados en el caso de que en ese año natural anterior el 70% de los ingresos de su actividad fueran objeto de retención o ingreso a cuenta. En el caso del primer ejercicio de actividad, se valorarán los ingresos objeto de retención o ingreso en cuenta en el trimestre en el que se incluya el pago fraccionado.

Los pagos fraccionados de los autónomos y cuándo realizarlos

A continuación te detallamos como se calcula el importe de los distintos pagos fraccionados:

  • Actividades empresariales: se refiere al 20% del rendimiento neto desde que comienza el ejercicio hasta el último día del trimestre al que se hace referencia el pago. Se deducirán los pagos fraccionados que se tenían que haber ingresado por los trimestres anteriores del mismo ejercicio cuando no se hubiese aplicado la la deducción por actividades económicas o por rendimiento del trabajo. Se deducirán los ingresos a cuenta y las retenciones en la cesión de derechos de imagen y en la actividad de arrendamientos, desde el primer día del año hasta el último del trimestre en el que se incluya el pago fraccionado.
  • Actividades ganaderas, agrícolas, forestales y pesqueras: se trata del 2% del volumen de ingresos del trimestre, donde no se incluyen las indemnizaciones y las subvenciones de capital. Se deducirán los ingresos a cuenta y las retenciones del trimestre.
  • Actividades profesionales: es el 20% del rendimiento neto, desde el primer día del año hasta el último del trimestre al que se refiere el pago. Se deducirán los pagos fraccionados que se ingresen por los trimestres anteriores del mismo ejercicio y los ingresos a cuenta y las retenciones dese el comienzo del año hasta el último día del trimestre a los que haga referencia el pago fraccionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove