RUTER

Todo lo que podemos hacer sólo con poner 192.168.0.1 en el navegador de Internet

Lo primero que se debe saber para acceder a la configuración de un viejo router doméstico es que llevan unas direcciones asociadas que suelen ser 192.168.0.1 o 192.168.1.1, y que sólo con introducirlas en cualquiera de los navegadores Internet Explorer, Chrome, Mozilla Firefox, Safari, etc, se mostrará la pantalla de acceso en la que hay que introducir el usuario y contraseña.

Un usuario y contraseña que suelen venir por defecto preconfigurados para poder acceder con los valores admin/admin o admin/1234. De no conseguir entrar con alguna de estas dos combinaciones, es probable que se tenga que proceder a resetear el router para que vuelve a coger los valores de fábrica.

Una vez dentro del panel de configuración del router se pueden cambiar infinidad de opciones que varían según los modelos y si es libre o asociado a alguna operadora.

Configuración router

Lo más importante a la hora de configurar nuestra red WiFi es conseguir que sea lo más segura posible y que se pueda utilizar de tal forma que se la saque el máximo partido. Para ello nos vamos a centrar en los aspectos más comunes que se suelen revisar dentro de la configuración del router como los puertos que se pueden o se deben abrir que permitan usar todo tipo de aplicaciones pero que a su vez no supongan una puerta de entrada de información no deseada o usuarios no permitidos, detectar si alguien se conecta a la red, cómo cambiar el nombre y la contraseña de la red, añadir filtros MAC y habilitar el UPnP.

Puertos

Cada dirección de internet o IP tiene asignada diferentes puertos o segmentos que pueden servir para recibir o enviar información. Algunos servicios como el correo electrónico o aplicaciones de mensajería, ya tienen asignados por defecto ciertos puertos para sus operaciones y por lo general están abiertos.

Desde la configuración del router se pueden abrir o cerrar estos puertos para evitar entradas o salidas de información que no son autorizadas por petición del usuario o que sirven como una manera de protegerse.

A veces también es necesario abrir algunos puertos si se necesita utilizar alguna aplicación que requiere tener abierto alguno de los puertos no autorizados por defecto del router y por lo tanto se deberá mapear para que la aplicación le pueda usar.

Detectar si alguien se conecta a nuestra wifi

Para detectar si alguien está haciendo uso de nuestra WiFi, se puede proceder de dos formas, o bien a través del menú de configuración de router que se puede encontrar dentro de la sección de red local, donde se mostrará un listado con los dispositivos conectados, su IP y su MAC o bien a través de la instalación de un software específico que detecte a los intrusos y nos de la información de su MAC para poder proceder a bloquearlos y que no puedan volverse a conectar.

Cambiar nombre

Otra de las opciones dentro de la configuración del router es la posibilidad de cambiar el nombre de la misma si se detecta alguna anomalía en su funcionamiento. Para ello hay que ir a la opción de menú WLAN y cambiar el nombre SSID de la red.

Cambiar contraseña

Quizás sea la causa de la mayoría de los accesos a la configuración de los router domésticos. La mayoría de ocasiones los router viene preconfigurados con unas contraseñas que son imposible de recordar y por lo tanto es conveniente por comodidad cambiarla por otra que sea fácil de introducir.

También es conveniente cambiar la contraseña si se detecta alguna anomalía como reducción de la velocidad a determinadas horas o que algún otro usuario pueda haber accedido a la red.

Para cambiar la contraseña se deberá acceder a la opción de menú de la configuración del router WLAN y cambiar el valor del campo WPA pre-shared key.

Filtrado MAC

Se trata de una de las muchas opciones que permite proteger la red WiFi, pero que sin lugar a dudas es una de las mejores maneras de aumentar la seguridad de nuestra red para conseguir que nadie que no se quiera se conecte a nuestro punto de acceso.

Cada dispositivo tiene una dirección MAC única que le identifica, por lo que el filtrado MAC utilizará una lista de direcciones MAC o dispositivos a los que permitirá o no, el acceso a la red WiFi. Existen dos formas de configurarlo, permitiendo la conexión a los dispositivos que se han añadido a la lista o denegando el acceso a los mismos.

El primer caso es bastante útil cuando se quiere que sólo unos determinados dispositivos puedan conectarse a la red WiFi, pero tiene el inconveniente de que si adquirimos un nuevo dispositivo o queremos dar acceso a algún amigo que nos visite, no podrán hacer uso de la red si no se les añade a esta lista.

El segundo caso, sería la forma adecuada para cuando no se quiera permitir el acceso a algún dispositivo del que conozcamos su dirección MAC como por ejemplo el móvil de nuestro hijo o el equipo del vecino que se conecta a la red sin permiso.

Para configurarlo hay que buscar la opción MAC filter o filtrado MAC dentro del panel de configuración del router.

Habilitar UPnP

Es la abreviatura de Universal Plug and Play, una arquitectura de red basada en protocolos de comunicación estandarizados y diseñada para facilitar la conectividad entre los dispositivos de una red. Permite en la mayoría de los casos olvidarse de la tarea de tener que abrir puertos o realizar una configuración más específica para cada dispositivo o aplicación que necesite acceso a red WiFi como videoconsolas de última generación, televisores inteligentes o aplicaciones.

Teniendo habilitado UPnP, que se puede hacer marcando la casilla Enable UPnP en el menú de opciones avanzadas UPnP, el router  será el encargado de proporcionar los recursos necesarios para que todo funcione sin problemas de forma automática con sólo conectarse a la red WiFi. Aunque en ocasiones puede ser que haya algún tipo de problema o conflicto que haga que se deban configurar algunos detalles de forma manual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *